Un exmilitar traidor, Pepe Sierra, ahora jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa, fue clave en la liberación de Ovidio Guzmán

A través de redes sociales, un exmilitar ha sido denunciado por su presunto vínculo con la familia de El Chapo Guzmán y ser pieza clave para liberación de Ovidio Guzmán. Se trata de José Adolfo “N”, mejor conocido como Pepe Sierra, quien de acuerdo con las denuncias es jefe de sicarios de Iván Archivaldo Guzmán, alias El Chapito, hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa. Las investigaciones señalan que Pepe Sierra, el día en que agarraron a Ovidio Guzmán, fue el que dio la ubicación de los domicilios de los familiares de los soldados. La orden era asesinar a los familiares de los elementos del Ejército en caso de que no se llegara a ningún acuerdo para la liberación del hijo del Chapo Guzmán.

Aseguran que José Adolfo “N” es desertor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en donde pertenecía al Tercer Batallón en Sinaloa, pero fue dado de baja. Ahora está al servicio del Cártel de Sinaloa, cuyo principal centro de operaciones está en Culiacán.

Realmente nadie sabe por qué José Adolfo decidió abandonar el Ejército para unirse a las filas del Cártel de Sinaloa, pero diversos rumores aseguran que le habrían ofrecido una gran suma de dinero a cambio de sus servicios.

Deja un comentario