Se tatúa los ojos y queda temporalmente ciega; Amber Luke un ejemplo no digno de imitar

Cuidado con los llamados influencers. Amber Luke es una chica australiana que está catalogada como influencer, aunque en realidad es una mala influencia. La chica tiene más de 200 tatuajes en el cuerpo, y va por más. Amber Luke es todo un estuche de monerías, pues tiene tatuajes en los labios, pómulos, lengua, tiene colmillos removibles, expansores en lóbulos de orejas, implantes mamarios y partición en la lengua, como la de las serpientes. Pero lo más extremo que hizo fue tatuarse el globo ocular que pasó de ser blanco a azul. Ahora se hace llamar “Blue Eyes White Dragon”.

El problema es que por tatuarse los ojos la joven se quedó ciega por dos semanas y padeció durante la operación, dolores indecibles. “Ni siquiera puedo describir cómo fue la sensación, lo que puedo decirles es que una vez que el globo ocular fue penetrado con la tinta, sentí que agarraron fragmentos de vidrio y lo frotaron en mis ojos”, comentó la joven en sus redes sociales.

Por supuesto, se espera que esa modificación extrema tenga secuelas, pues lo que hace es ir en contra de la naturaleza. Amber Luke, la bad influencer espera tatuarse todo el cuerpo. Su madre explicó a un medio informativo que desde los 14 años ella sufrió de una fuerte depresión que la llevó a rechazar su aspecto, su propio cuerpo. Por ello lo modifica, porque no le gusta lo que es. ¿Es Amber Luke digna de imitar?

Deja un comentario