“No se la lleven, a mí llévenme, pero a mi hija no se la lleven”, grita el padre de una mujer embarazada sospechosa de coronavirus

De repente los vecinos en una colonia de Minatitlán empezaron a escuchar un hombre gritar: “No se la lleven, a mi llévenme, pero a mi hija no se la lleven”. Al escuchar estos gritos las personas salieron a ver qué era lo que ocurría. En la calle estaba un señor peleándose con los camilleros del Hospital General 32 del IMSS de Minatitlán. ¿El motivo? Se estaban llevando a una mujer embarazada que era sospechosa de tener coronavirus. El hombre que gritaba era el padre de la mujer y quería evitar que a su hija se la llevaran en una capsula.

Tras investigar el caso se descubrió que la mujer estaba en un chequeo sobre su embarazo en el hospital y sin querer le confesó al doctor que su esposo estaba infectado de coronavirus y estaba en su casa, pero en una recamara aparte. Al escuchar esto el doctor de inmediato le dijo a la mujer que tenía que ser internada en el hospital debido a que si su esposo estaba infectado posiblemente ella y su bebé también.

La mujer se fue a su casa, pero al día siguiente llegaron a su domicilio unos camilleros quienes sin importarles nada sacaron a la mujer de su casa para meterla en una capsula y llevársela al hospital. El padre al notar esta acción se opuso a los camilleros para que no se la llevaran, pero los camilleros ya tenían la orden y se debía hacer para evitar contagios.

Después de los hechos evidenciados en el video, continuó la atención a la mujer embarazada, quien dio a luz a un bebé. Ambos se encuentran en perfectas condiciones, dijeron las autoridades del IMSS, horas después del incidente. De su esposo no se dijo nada, en la noticia se omitió la dirección de la mujer para evitar algún tipo de agresión.

Deja un comentario