Las bravatas de Éric Cisneros; el secretario de Gobierno no tiene palabra, sólo la lengua larga

Armando Ortiz / No es la primera vez que Éric Patrocinio Cisneros Burgos se va contra la prensa. Ya en alguna ocasión dijo, sentado en una mesa con el entonces presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña: «Aquí va a haber un parteaguas, va para todos los veracruzanos, con esto que hoy está pasando en Veracruz. Aquí vamos a ver quién está del lado de los veracruzanos y quién quiere ser cómplice de un pequeño grupo de personas que ni siquiera son veracruzanas». En ese mismo tenor se refirió a los periodistas: «Hay compañeros que defienden lo indefendible, pero con este tema se sabrá quiénes realmente están del lado de la justicia y de la procuración para todos los veracruzanos». Con lo sucedido en Ciudad Isla, donde los efectivos de Seguridad agredieron a los periodistas que cubrían la manifestación en contra de la Fuerza Civil, Éric Cisneros afiló nuevamente su lengua larga y dijo que el crimen organizado “estuvo reclutando a algunos comunicadores, periodistas, fotógrafos, de las regiones cercanas a Isla, para llevarlos a filmar y grabar, justo a la hora que tenían planeado realizar ese evento”. Por supuesto, son dichos de un funcionario público que no tiene palabra, sólo lengua larga. Y es que, si tuviera pruebas de sus dichos, el secretario de Gobierno de Veracruz está obligado a presentarlas y a proceder conforme a derecho. Pero por supuesto, Cisneros Burgos no tiene pruebas y lo suyo sólo quedará en una bravata.

Abogado de Lozoya reconoce que su cliente cometió delitos, pero que eso lo sabía Peña Nieto, el entonces presidente. «Lozoya no se manejaba solo»

«Situaciones como el caso Agronitrogenados, Fertinal, Odebrecht, ¿el presidente no estaba enterado? ¡Claro!, y además hay acuerdos por escrito», declaró Javier Coello en entrevista con Carmen Aristegui. Una vez que se ha detenido a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto, a su abogado no le ha quedado de otra que reconocer que sí hubo delitos, pero que de eso estuvo enterado Enrique Peña Nieto, presidente de México en el sexenio pasado. Javier Coello sentenció: «Hay muchas evidencias, tiempos y los delitos se cometen en tiempo. Acreditaremos cuándo según dicen se le entregó el dinero, si era funcionario y a quién se le entregó el dinero. Ya veremos en el juicio, lo bueno es que es oral, y ya veremos a quienes vamos a llamar». «Los delitos —dice Coello— se cometen en tiempo», en los tiempos en que Peña Nieto era el presidente de México, por lo que señala, «Lozoya no se manejaba solo». Cabe mencionar que Emilio Lozoya fue encargado de las finanzas durante la campaña de Enrique Peña Nieto a la presidencia de México, y durante ese tiempo se habló de una fuerte suma de dinero que aportó la empresa brasileña Odebrecht, dinero que la empresa recuperó con creces durante en el gobierno de Peña. ¿Por qué hace estos señalamientos el abogado de Lozoya? Pues porque sabe que en el gobierno de López Obrador, Peña Nieto es intocable, y si se van contra su cliente, salpicará, embarrará, hundirá en el lodo al amigo de López Obrador.

Pásala y La Prensa, los medios que publicaron las fotos de Íngrid desollada; «Inge filetea a su novia». Feministas amenazan con visitar sus oficinas

Gran indignación ha causado el hecho de que algunos medios impresos se atrevieran a publicar imágenes del cuerpo de Íngrid Escamilla desollado. La filtración de esas fotos por parte de autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Fiscalía de la CDMX ya se está investigando. Los medios impresos que publicaron esas fotos ya han sufrido la sanción de las redes sociales, quienes califican su acción como una indecencia. Pero no sólo publicaron las fotos, sino que además buscaron trivializar el crimen con titulares como: «Inge filetea a su novia»; «La culpa la tuvo cupido». Estos medios olvidan que los tiempos de La Alarma ya pasaron, y que no se puede mancillar la memoria de una víctima como ellos lo hicieran. El asunto se agrava todavía más cuando las mismas feministas han puesto el ojo sobre estos medios y ya están planeando darles una visitadita. Viridiana Lorelei desde Twitter sugirió: «Preciso que en la próxima marcha feminista nos demos una vuelta en las instalaciones de los “periódicos” que difundan la foto del cuerpo de Ingrid. Hay que enseñarles un poquito de respeto a esos miserables». Otros medios con más sensibilidad respetaron la memoria de Ingrid Escamilla, la víctima, la mujer que debía seguir viva si en este país hubiera una cultura de respeto a la mujer. ¡Y todavía quieren eliminar la clasificación de “Feminicidio”!

                                                                               [email protected]

Deja un comentario