Joven negro es desnudado y torturado con cables de electricidad por robar un chocolate en un supermercado

Circulan fotografías de un joven de 17 años en Brasil, el cual fue violentado y lastimado de manera cruel. En las fotos se ve que el joven estaba desnudo y era azotado con cables de electricidad por guardias de un supermercado que lo descubrieron robando un chocolate. Estos guardias de seguridad del supermercado de la cadena Ricoy usaron cables de electricidad para propinar una golpiza al joven en Sao Paulo. La tortura por robar un chocolate fue repudiada por muchos.

El adolescente tiene seis hermanos y desde la muerte de su padre, cuando él tenía 12 años, la madre se volvió alcohólica. Según informes del Consejo de Tutela el joven es un consumidor de crack. Actualmente se encuentra en una de las casas de sus hermanos y para comer se mete a las tiendas en busca de un poco de alimento. El joven, después de las agresiones por las que pasó, buscó a la policía para denunciar a los agresores.

En un comunicado, el supermercado Ricoy admite que hubo tortura en su establecimiento y que los empleados subcontratados fueron despedidos. “Nos sorprendió el contenido de una tortura gratuita y sin sentido a la víctima adolescente (…) Ricoy ya ha proporcionado un trabajador social para hablar con la víctima y la familia. Brindaremos todo el apoyo que necesiten”, dice el comunicado. La población negra en Brasil suele ser víctima de discriminación y violencia. Se necesita fortalecer las organizaciones y luchar para que escenas como esta dejen de ser tan frecuentes. Aunque es censurable cualquier forma de robo, hay leyes que se deben seguir en esos casos; pero ser joven y negro no es un crimen.

Deja un comentario