Gobernador de Aguascalientes cumple su palabra y manda a la chingada a un foraneo de 19 años

«A la chingada», fueron las palabras del gobernador panista de Aguascalientes, Martín Orozco, luego de que se diera cuenta que el 25 por ciento de los pacientes en los Servicios de Salud del Estado son foráneos. Aunque parecía una broma de mal gusto, las declaraciones del gobernador de Aguascalientes eran ciertas, pues el pasado sábado, un joven de 19 años originario de Jalisco fue al hospital Hidalgo por un fuerte dolor en el estómago.

Luego de ser internado, Juan Carlos Aguayo fue expulsado del hospital luego de que el subdirector del hospital le negara atención médica por ser foráneo, además por la poca atención a Juan se le cobró 180 pesos. Tras esto, su padre y el joven fueron a otro hospital donde los atendieron con ganas de no hacerlo, pues según declaraciones del padre, la atención fue deficiente y que sólo le diagnosticaron una gastritis y les cobraron 350 pesos.

«Fueron muy agresivos ellos y no quisieron atenderme, no fue como dicen muchas personas, ahí me trataron como un objeto raro y me dijeron que no podían entenderme por ser foráneo, de hecho nos quedamos con una media hora afuera, pensando qué íbamos a hacer y pues sentimos impotencia porque nos queríamos venir a San Juan, pero dijimos “no, se muere en camino porque si anda muy enfermoy ya decidimos llevarlo al Tercer Milenio, a ver si nos hacen lo mismo y no, tardamos en entrar, pero si lo atendieron», recordó Gabriel Aguayo, padre del joven.

Deja un comentario