Ahora las hijas de Juan Vera Carrizal acusan a miembros de la fiscalía de Oaxaca de abuso sexual y violencia de género en contra de ellas

Los días, las semanas, los meses pasan y Juan Vera Carrizal, presunto autor intelectual del ataque con ácido hacia la saxofonista María Elena Ríos, sigue sin aparecer. Es por ello que la Fiscalía General de Oaxaca entrevistó a sus hijas para que cooperaran en la investigación. Sin embargo, Ashley, Lisle y Guadalupe Vera Carrizal, hijas del empresario petrolero, acusaron a la fiscalía y a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de abuso sexual y violencia de género.

Nos queda claro que la fiscalía en un caso donde pretende castigar violencia de género está provocando más, dejando ver que ni siquiera ellos son capaces de erradicarlo, al contrario, la promueven, explicaron las tres hijas de Vera Carrizal en un comunicado. Las hijas explicaron que uno de los agentes de la AEI frotó su miembro en los glúteos de una de las hijas, además de tocar sus senos. Según ellas los agentes empezaron un cateo sin siquiera tener una orden. Las mujeres además acusaron a los empleados de robar celulares y computadoras, además de uso excesivo de la fuerza, violentando los derechos de su familia. De igual forma las tres hijas del empresario y ex diputado del PRI tachan al fiscal de Oaxaca Rubén Vasconcelos de empezar una persecución política en contra de su padre, según ellas sólo lo hace para quedar bien con los medios.

De acuerdo a información del Universal las tres mujeres afirmaron que denunciarán a los funcionarios que abusaron de ellas y pedirán ayuda a la embajada de Estados Unidos, ya que una de las chicas violentadas tiene nacionalidad americana. De igual forma pedirán ayuda a AMLO, pues ellas insisten que se trata de una persecución política.

Deja un comentario